asenze-logo

¿Qué es el working capital y cómo influye en las empresas?

Working capital

Para que una empresa se pueda considerar solvente, es importante que haya un control financiero ejemplar.

Existe un elevado volumen de vocablos y términos que sirven para medir el estado económico de los negocios. Conocerlos todos es prioritario para una correcta gestión del capital.

Por eso hoy te queremos hablar del working capital. Un concepto que todo asesor contable controla y que emplea a diario.

¿Has descargado ya nuestro ebook? Descubre cómo hacer un cambio de asesoría que suponga un impacto positivo en tu negocio. Descárgalo ahora.

Qué es el working capital

Para entender qué es el working capital, antes es importante que tengas claros dos términos: el capital circulante y los pasivos corrientes.

El capital circulante o activos corrientes son todo aquello que representa un ingreso para tu empresa en el corto plazo. Como el efectivo, las cuentas pendientes de cobro o tus existencias.

En el caso de los pasivos corrientes, encontramos lo que supone un gasto en el corto plazo. Ejemplo de ello son las líneas de crédito, las cuentas pendientes de pago y demás deudas de amortización temprana.

Bien, pues el fondo de maniobra (working capital) es la división entre ambos conceptos. Una medida de liquidez de tu empresa que evalúa la salud financiera del negocio en un periodo breve de tiempo.

Razón de peso por la que es un elemento clave en la contabilidad financiera.

Consideraciones previas para el cálculo del working capital

Al igual que sucede en el resto de los términos financieros, es fundamental tener todos los datos en tu poder para hacer el cálculo del working capital.

Ante tal realidad y antes de hablar de su fórmula, queremos hablarte de la posibilidad de emplear programas de gestión contable.

Estos softwares son capaces de procesar tu información financiera con absoluta rapidez. Por lo que conocerás el working capital de forma clara y concisa en tiempo real.

Puesto que hablamos de liquidez en el corto plazo, la eficiencia en los resultados es crucial. De lo contrario, corres el riesgo de tomar decisiones por encima de tus posibilidades.

Con esto en mente, te animamos a que pruebes herramientas modernas como Holded. Un sistema de gestión empresarial que te otorgará todo el control corporativo que necesitas.

Ahora bien, igualmente es importante conocer cómo hacer estos cálculos. ¡Veámoslo!

Fórmula working capital

Como bien hemos anticipado, hay dos factores clave para hacer la fórmula del working capital: el capital circulante y el pasivo circulante.

Bien, pues el cálculo exacto quedaría de la siguiente forma:

Activo circulante / Pasivo circulante = Working capital.

El resultado te dará un ratio que has de interpretar con destreza. Es decir, se trata de una cifra que te indicará qué camino tomar en cada momento.

Cómo interpretar el resultado

Al igual que en cualquier otra división, cuánto mayor sea el dividendo y menor el divisor, mayor será el resultado.

Aplicado al ratio del working capital: a mayor capital circulante y menor pasivo circulante, mayor fondo de maniobra.

Sin embargo, es importante saber cómo tomarse esta información. No todos los resultados se deben interpretar igual. Hay veces en las que tener un working capital negativo es lo habitual y otras en las que es preocupante.

No obstante, en todos los casos es mejor el conocimiento que la ignorancia. Por lo que revisar los cálculos periódicamente, a ser posible con softwares automáticos, es lo más inteligente.

Aquí te explicamos cómo valorar cada resultado.

Working capital positivo

Tener un working capital positivo resulta en todos los casos favorables. No obstante, hasta que no alcanza un valor de 1, no puede hablarse de éxito financiero.

Esto significa que tienes suficiente liquidez como para hacer frente a todos tus gastos. Tanto los de abastecimiento como los de pago a empleados.

Sin embargo, si alcanza un valor de 3, es posible que estés gestionando erróneamente tus activos. Un indicativo de que toca reinvertir el capital para seguir creciendo o explorar nuevas oportunidades.

Working capital negativo

Pero, ¿qué sucede si el working capital es negativo? Es posible que todas tus alarmas se enciendan de inmediato. No obstante, nuestro consejo es que mantengas la calma y tomes cierta perspectiva.

Por eso, dejamos a continuación algunas sugerencias que seguramente te serán de ayuda:

  • Replantea tus precios y tus costes. Para mejorar el working capital, una buena forma de actuar es subir los precios (o buscar nuevos clientes) y reducir ciertos sobrecostes. Incrementa el dividendo y reduce el divisor.
  • Busca nuevos fondos de financiación. Hacer nuevas rondas de financiación, a pesar de incrementar la deuda, te permitirá destinar capital a inversiones eficaces. Es decir, aumentará tu base de ingresos.
  • Ten paciencia. Tener un working capital negativo es muy habitual en las primeras fases de cualquier empresa. Así que paciencia: los grandes frutos tardan en recogerse y, siempre y cuando mantengas una buena gestión empresarial, la situación debería cambiar con el paso del tiempo. Eso sí, calcula periódicamente este ratio para controlar la situación en todo momento.

Te ayudamos a controlar y mejorar el working capital de tu empresa

Como habrás podido observar, llevar un seguimiento del working capital es esencial para controlar el marco financiero.

Por eso, en Asenze nos ponemos a tu entera decisión. Además, como asesoría digitalizada, empleamos las herramientas más modernas en aras de conocer en detalle dicho valor.

Sabemos cómo aprovechar los recursos para mantener una liquidez idónea sin renunciar al crecimiento corporativo. También nos esforzamos por corregir aquellos ratios negativos.

Sea como sea, en todos los casos nos integraremos en tu empresa. No somos un despacho ajeno a tus problemas; sino que nos convertimos en un departamento más de la compañía.

Si te suena bien todo esto y quieres disfrutar de una contabilidad precisa, habla con nosotros. Juntos remaremos en la dirección adecuada para alcanzar las metas más ambiciosas que, en un principio, te pudieran parecer lejanas.

Cómo hacer facturas digitales

Cómo hacer facturas digitales en menos de un minuto y sin errores

Hablar de facturas online y digitales es hablar de la factura electrónica. Y, en este sentido, como veremos ahora, no podemos descuidar lo que dice la ley. Sea como sea, todavía hay muchas empresas que no saben cómo meterle mano a este tema o qué soluciones existen para que el proceso sea de todo menos […]
Conoce más
Pago a cuenta del Impuesto de Sociedades

Qué es el pago a cuenta del Impuesto de Sociedades y cómo se calcula

Todos conocemos el Impuesto de Sociedades o IS. Es más, si tienes una empresa, más que conocerlo, es una obligación que te toca asumir para rendir cuentas con Hacienda. Pues bien, en este contexto aparece un concepto que puede resultar muy interesante: el pago a cuenta. Se trata de una medida que ayuda a las […]
Conoce más
Patent Box

Patent Box: Qué es y cómo beneficiarse de este incentivo fiscal

¿Te suena de algo el ‘Patent Box’? Puede que a priori creas que te estamos hablando de novedades producto de limpieza, uno que va a dejar como los chorros del oro tu cuarto de baño. Pero no. El Patent Box es un recurso que puede ahorrarle un buen dinerito a tu empresa. Especialmente si tienes […]
Conoce más
1 2 3 25
Asenze2024 | Todos los derechos reservados

Aviso legal, Política de Privacidad y Política de Cookies

Top